Estamos de reformas para ampliar espacio.

Estamos de reformas para ampliar espacio.
Disculpa las molestias

Taller de KAMISHIBAI en Secundaria

Estrella Robres Miró
@mrobresm
Secundaria




Una de las primeras entradas de Palabras Azules de este curso presentaba el kamishibai como un excelente recurso para trabajar la comprensión oral y la creación artística en educación infantil y primaria.
Desde hace varios años lo trabajamos en nuestro instituto como una herramienta que nos permite, entre otros, desarrollar aspectos tan variados como:

  • el plurilingüismo (se trabajan en cooperación las diversas lenguas impartidas en el centro), 
  • la programación por competencias, 
  • el tratamiento de la diversidad, 
  • la afición por la lectura y la escritura, 
  • la creación artística y 
  • la coeducación.
Sobre todo en 4º de E.S.O., adaptamos relatos, que posteriormente serán interpretados a los cursos inferiores y en los centros de Educación Primaria, en lo que denominamos “Taller de kamishibai”.
  
Taller de KAMISHIBAI

OBJETIVOS
Trabajar la lectura de relatos de una forma creativa y lúdica, en la que se combinan las cuatro destrezas lingüísticas con las aptitudes artísticas y digitales:
  1. Desarrollar las destrezas orales y escritas, trabajando textos narrativos (cuentos, leyendas, mitos,...) de nuestra literatura y de otras culturas.
  2. Desarrollar estrategias y procesos para contarlos e ilustrarlos, generalizando los aprendizajes o estrategias adquiridas en todos los contextos.
  3. Trabajar en equipo, respetando a los compañeros, aprendiendo a formular y a aceptar críticas constructivas, buscando el consenso a la hora de tomar decisiones, comprometiéndose con la tarea y con los compañeros.
COMPETENCIAS DESARROLLADAS:
  1. Competencia en comunicación lingüística - Siendo conscientes de la importancia del lenguaje como instrumento principal para la comunicación, esta técnica japonesa nos permite trabajar de una manera más lúdica la comprensión y expresión orales y escritas.
  2. Competencia matemática - trabajando el orden de la secuencia temporal de un relato, la ordenación de viñetas relacionadas con el texto,  la medición y distribución de las figuras sobre el papel.
  3. Competencia en el conocimiento e interacción con el medio físico - Llevándolos a la exposición pública, transfiriendo los conocimientos y habilidades adquiridos a un contexto fuera del entorno habitual del aula.
  4. Tratamiento de la información y  competencia digital - El alumnado tiene que desarrollar su autonomía en el manejo de las herramientas tecnológicas, en su búsqueda de información, tratamiento de textos o de retoque de los dibujos.
  5. Competencia social y ciudadana - a través de relatos didácticos que enseñan valores que no se adquieren de forma cognitiva sino vivencial y respetando las producciones de los demás, buscando soluciones o ideas consensuadas que favorecen al grupo y desarrollando la autoestima.
  6. Competencia cultural y artística - el lenguaje verbal se complementa con la fuerza del lenguaje pictórico y artístico; en el kamishibai la imagen refuerza la información aportada por el texto.
  7. Competencia para aprender a aprender - Se aplican las técnicas observadas primero en la interpretación de diversos kamishibais, ensayando la lectura y exposición del kamishibai de forma continua y desarrollando nuevas inquietudes y el gusto por las narraciones orales.
  8. Autonomía e iniciativa personal - organizando y repartiendo el trabajo de forma independiente, tomando decisiones individuales y en grupo, analizando los problemas encontrados a lo largo del proceso y empleando estrategias para superarlos y valorar los resultados obtenidos.


DESARROLLO:
  1. Interpretación de varios kamishibais de temática y tipología diferentes. Solemos mostrar uno original japonés, otros realizados por alumnado de años anteriores (para quitarles el “miedo” que tienen de no ser capaces de elaborar uno) y otro diseñado para adultos.Se explica al alumnado qué es un un butai, un kamishibai y sus características. Si en otras ocasiones han asistido como público, en esta sesión se va más allá y se les hace participar para que conecten de una manera más interior.
  2. Constitución de los grupos de trabajo. Lo ideal es el trabajo en parejas, pero es complicado en un grupo numeroso, por lo que se sugiere un máximo de cuatro miembros. Permitimos que formen sus grupos libremente y sin imposiciones, responsabilizándolos en su reparto de tareas (siempre hay un miembro que es más diestro en el dibujo, otro en lengua, o simplemente aportando ideas).
  3. Selección de los relatos. Pedimos al alumnado que traiga un relato de su casa o de la  biblioteca o de internet, que contenga una finalidad moral y/o el profesorado aporta otros. Cada grupo selecciona un relato de entre los propuestos (ya sea de entre los que han traído o de los sugeridos por el profesorado).
  4. Elaboración de un resumen del relato, seleccionando lo más importante, acciones y personajes.
  5. Secuenciación del texto. Primero les mostramos modelos elaborados por otros alumnos. En esta fase sólo tienen que dividir el resumen del relato en tantas partes como crean que habrá de viñetas. Decidirán cuántas láminas tendrá el kamishibai (entre 8 y 16) y debajo de cada una de ellas escribirán qué va a aparecer (acción, caracterización de los personajes).
  6. Elaboración de un boceto. En cada viñeta se hace un esbozo de la acción que se va a representar.
  7. Confección de los dibujos. Es muy importante que sepan que la imagen no es algo que se añade al texto; la imagen por sí misma debe comunicar lo que no dice el texto, le complementa. Se intentará que haya diversidad de planos y el estilo de los dibujos, para ello se documentarán en internet o en otros álbumes de relatos.
  8. Escritura del texto. Hay que tener en cuenta que el kamishibai va a ser interpretado, por lo que además del texto escrito habrá que trabajar el tono de voz y la entonación. Los dibujos caracterizarán los personajes, el espacio y el tiempo. Se intentará que la narración sea breve y que haya sobre todo diálogo. El alumnado utilizará un procesador de texto.
  9. Revisión de los textos. Se hace de una forma continuada a lo largo de todo el proceso.
  10. Orden de las láminas. La lámina que contiene el dibujo 1 irá seguida del texto de la lámina 2 y así sucesivamente; la última página contendrá el texto de la lámina 1. Hay que tener en cuenta que en la lámina 1, que contiene el título del relato, ya comienza éste.
  11. Impresión de los kamishibais. El alumnado elabora los kamishibais en formato DIN A4, resulta más práctico, y luego se imprimen en el formato estándar (26,5 x 38,2 cm.).
  12. Interpretación. Es la parte más satisfactoria e imponente la primera vez: Compartir interpretando las propias producciones.
EVALUACIÓN:

Intentamos la máxima participación del alumnado, por eso les proponemos una autoevaluación, individual y supervisada por el grupo, además de la apreciación general del profesorado:



Plantilla de autoevaluación
0
1
2
3
4
5
ORGANIZACIÓN
Búsqueda de la información sobre la historia.
(Libros, internet …)






Distribución de tareas.
Cooperación en el grupo






Escritura del texto en Word






Puntualidad en las tareas.
Estas han sido realizadas según las indicaciones de la profesora.






DIBUJOS
Elaboración del boceto.






Dibujado de cada lámina.






Pintura de cada lámina.






TEXTO
Adaptación de la historia.
Elaboración de los diálogos






INTERPRETACIÓN
Seguimiento del protocolo.
Buena entonación.






EVALUACIÓN GENERAL DEL PROFESOR






TOTAL







Valor de la puntuación:

5 – Participa activamente en todos los apartados, sigue todas las indicaciones de la profesora, pregunta cuando tiene dudas, propone mejoras, no pierde el tiempo.
4 – Participa activamente en los apartados en que se siente capacitado, siguiendo todas las indicaciones de la profesora, participa dando ideas en aquellos apartados en que no se siente capacitado, no pierde el tiempo.
3 – Participa siguiendo las directrices de los compañeros, pero no por iniciativa propia, en la mayoría de apartados. Aprovecha casi todo el tiempo para trabajar.
2 – Participa siguiendo las directrices de los compañeros, pero no por iniciativa propia, en algunos los apartados. Aprovecha bastante el tiempo para trabajar.
1 – Participa siguiendo las directrices de los compañeros, pero no por iniciativa propia, en pocos apartados. Aprovecha poco el tiempo para trabajar.
0 – No participa ni muestra interés.
  
Para más información y consejos de todo el proceso:

Algunos ejemplos: