Lectura en colores.


Sílvia Valls Caumons
Secundaria, primer ciclo
Proyecto de lectura


Presentación: 

El fomento de la lectura es uno de los objetivos que como docentes todos nos planteamos cada inicio de curso y, para ello, se incluyeron las lecturas obligatorias en los programas educativos. Aun así, el propio nombre 'obligatorias' no casa muy bien con fomentar el placer por la lectura, tanto es así que desde que me dedico a la docencia siempre he intentado huir del típico examen del libro: no hay nada más tedioso que leer un libro para luego examinarte del mismo. Es lo más alejado a leer por placer, ¿no creéis?

En esta línea de huir del tedio y acercarnos a la placentera creatividad, este año se me ha ocurrido realizar una Guía de lectura creada por los propios alumnos y dirigida a otros chicos como ellos de otros institutos o de otras promociones. Se trata de una manera de implicarlos en la lectura y en el conocimiento del mundo editorial. Además, el libro que hemos leído - 97 formas de decir Te quiero de Jordi Sierra y Fabra- nos permitía darle ese toque especial que le da nombre al proyecto: el color. Así pues, hemos jugado con la sinestesia y hemos unido colores con sentimientos, 'pintando' cada capítulo de un color según la emoción que este nos ha producido. Por otro lado, también hemos integrado las nuevas tecnologías creando nubes de palabras a modo de resumen con el programa online Tagul. 

En la universidad tuve un gran profesor que nos explicaba que  los movimientos, las ideas, el arte...nada era casual y, por lo tanto, nada surgía como setas en medio del prado. Toda idea es fruto de unas asociaciones que más consciente o inconscientemente gestiona nuestra mente.

A veces, no sabemos exactamente de dónde surgen nuestras ideas, pero en este caso tengo muy presente los cimientos de este proyecto. Por un lado, mi añorada compañera Elisa Tormo y su Pasaporte lector, un proyecto de lectura que me abre lo ojos y me muestra que es posible otra forma de abordar la lectura; por otro lado, una pequeña obra de arte llamada Emocionario, un libro ilustrado de Rafael R.Valcárcel que me acerca al mundo de las emociones y me atrapa; finalmente, el libro infantil El monstre de colors de Anna LLenas, una obra fantástica que relaciona emociones con colores. Como escenario el sofá de mi casa y un programa de economía en la pantalla de TV.

Así surgió Lectura en colores, un proyecto de lectura que pretende mezclar lectura y sentimientos; sentimientos y colores.


Objetivos: 

  1. Encontrar una motivación extra en la lectura.  
  2. Leer de forma significativa. 
  3. Disfrutar del placer de la lectura.
  4. Usar todos los sentidos al leer.
  5. Asociar colores con emociones. 
  6. Desarrollar la capacidad de síntesis a través de la palabra, la imagen y el sentimiento. 
  7. Conocer los elementos que configuran un libro.  
  8. Elaborar un resumen.   
  9. Reconocer figuras retóricas en el texto.   
  10. Explicar las figuras retóricas halladas.   
  11. Elaborar una guía de lectura. 
  12. Usar las nuevas tecnologías.   
  13. Utilizar el conocimiento gramatical, léxico y textual para crear un documento: en este caso, una guía de lectura.  
  14. Desarrollar la autonomía personal.   
  15. Desarrollar valores como la constancia, el esfuerzo y la honestidad en el trabajo.
  16. Desarrollar la creatividad.
  17. Otorgar un significado global a todas las actividades relacionadas con la lectura trimestral.


Instrucciones



Desarrollo:

En primer lugar, me enfundo en el traje de la motivación con una sonrisa en la cara y una  ilusión enorme por la magia del proyecto: editar nuestra propia guía de lectura.

1ª Sesión: 
a) Nos acercamos al libro de lectura: autor, título y expectativas. En este caso, se trata de 97 formas de decir Te quiero de Jordi Sierra i Fabra.

b) Presentamos el proyecto a través del visionado de un documento PDF, que colgamos en el blog de clase para poder consultar las instrucciones en cualquier momento: 


El alumnado debe repasar el documento en casa y presentar sus dudas en la siguiente sesión de clase. 

2ª Sesión: 
Coloquio sobre el proyecto y organización del mismo, de modo que dedicamos los últimos minutos de clase a su secuenciación. Incidimos especialmente en la técnica clásica del resumen y la particular aplicación que vamos a realizar a través de las nubes de palabras. 

3ª Sesión: 
Sesión muy manipulativa. Empezamos a crear la guía

4ª, 6- 11ª sesiones: 
Los alumnos cada semana leerán en casa un capítulo de la obra y elaborarán los apartados correspondientes de la guía para la sesión del viernes. Las sesiones presenciales de clase se organizarán empezando con un pequeño coloquio del capítulo leído en casa. Seguidamente, los alumnos presentarán a la profesora su diario de lectura para que, en casa, corrija y realice las sugerencias que crea oportunas. A continuación, leeremos en voz alta el siguiente capítulo, que a su vez se terminará de leer en casa con la consiguiente edición de la parte que corresponda de la guía. 

5ª sesión:
Vamos al aula de informática para trabajar el resumen con la herramienta 2.0 TAGUL. Escogí trabajarlo en esta sesión porque así el alumnado ya ha tenido que enfrentarse 'sólo' y en casa tanto a la técnica del resumen como a la herramienta 2.0 y, de este modo, su interés por ambos conocimientos es máximo, puesto que se ha convertido en una necesidad.

Volvemos a incidir sobre el resumen y la técnica que vamos a utilizar, ya que nuestro resumen escrito sólo contendrá las palabras clave, pero deberá ser exacto, porque nos debe permitir elaborar de forma oral en las sesiones presenciales el resumen completo, para ello los alumnos pueden –o, no- realizar borradores escritos en casa. Además, debe contener palabras que hablen sobre lo que sienten los personajes y lo que percibimos nosotros al leerlo. 

Con todo ello, trabajamos la diversidad. Así pues, los alumnos a los que les agobia mucho escribir resúmenes se ahorran el camino tedioso del resumen clásico que muchas veces los invita a dejar de lado el trabajo: de esta manera, conseguimos que no se descuelguen y no pierdan la motivación. Por otro lado, aquellos que quizá también los odian, pero los necesitan para hablar delante de la clase, olvidan el tedio y se esfuerzan, puesto que de ello depende su éxito delante del grupo. Los más meticulosos los preparan al detalle y así escriben y reescriben, ensayan ante el espejo… 

12ª sesión:
Sesión muy manipulativa. Creamos las últimas partes de la guía. 

13ª sesión:
Presentamos el proyecto y lo valoramos.

Ejemplos:


Trascendencia:

Herraminentas TIC:


2 comentarios:

Mari Sierra dijo...

Enhorabuena! Qué gran trabajo!

Sílvia Valls Caumons dijo...

Muchas gracias, Mari