Estamos de reformas para ampliar espacio.

Estamos de reformas para ampliar espacio.
Disculpa las molestias

Poema, poemando, poemarás...

Belén Mariño
Ilustración de Mariann Johansen-Ellis
@blntab
Poesía. Primaria

JUSTIFICACIÓN

La poesía....algo necesario.
¿Quién no ha leído nunca un poema? ¿Quién no se ha emocionado cuando, al escuchar el ritmo de las palabras, surgían inevitablemente recuerdos arrinconados en nuestra memoria?

Los versos de un poema, como la letra de una canción, son capaces de hacer aflorar casi cualquier tipo de sensación o sentimiento.

Entonces, ¿cómo podríamos definir la poesía? Sabemos que un poema es un conjunto de palabras, que se reparten en versos que riman, los cuales a su vez, se organizan en estrofas...Pero, habría que añadir que provoca en quien lo lee o escucha sensaciones que solo se manifiestan ante el ritmo de las palabras utilizadas.

Según una canción de Luis Eduardo Aute, se podría definir poesía:                                



La poesía es palabra
que vela despierta.
La poesía es palabra
que toma conciencia.
La poesía es palabra
que mueve a las piedras.
La poesía es palabra
que debe alumbrar.

(De "24 canciones breves")

¿De dónde sale la poesía? De un cuadro, de un paseo, de una mirada...la poesía no se enseña, surge.


Pero a veces, en la escuela, tenemos que echar una mano a nuestras alumnas y alumnos para situarse, para encontrar las palabras necesarias, para despertar esos sentimientos que después deben expresar.

¿Cómo? Manteniendo los ojos bien abiertos, los oídos atentos y el corazón abierto (pág. 21 de "A poesía necesaria", A. García Teijeiro).


INTRODUCCIÓN

Para entrenar a nuestros alumnos con la finalidad de que puedan crear poemas, primero deben leer muchos poemas y nosotros, maestras y maestros, leerles poemas.

Pero también es cierto que debemos jugar para aprender, hablar para "poemar".

Para comenzar con la fantasía de la poesía, primero podemos acudir a este decálogo que apunta Mar Benegas, autora de varios libros de poesía (como el de la imagen, "44 poemas para leer con niños"):

(ambas imágenes de LECTILABRED)


Decálogo. Cómo no leer un poema: 
  1. Al poema no le gusta que lo interroguemos antes de leerlo. ¡Es tan agradable dejarse llevar por él! Un poema leído con prejuicios es un poema echado a perder. 
  2. Al poema no le gusta el «no lo entiendo», ¿acaso intentamos entender la inmensidad del mar o los colores de un cielo encendido al atardecer? 
  3. Al poema no le gusta que lo leamos como si fuera la lista de la compra: qué alegría le da que lo leamos acompañando con la voz; serios como sopranos o divertidos como si dijésemos un trabalenguas; cada uno tiene una forma de lectura que lo hará mejor poema. 
  4. Al poema no le gusta que lo lean en público sin vestirse adecuadamente. Es coqueto. Si practicamos un poco antes de leerlo delante de otros, nuestra voz se convertirá en parte del poema y lo hará crecer. 
  5. Al poema no le gusta quedarse en el libro. Le gusta salir de él: que lo canten, que lo reciten, que lo recuerden. Cualquier momento es bueno y todos los momentos, desde los más tristes a los más juguetones, tienen un poema adecuado. 
  6. Al poema no le gusta que no lo llamen por su nombre. Si un poema nos ha entusiasmado seguramente habrá más, del mismo autor o estilo, que también nos apasionen. Podemos buscar, y encontrar, otros tesoros para acompañarlo. 
  7. Al poema no le gusta el aburrimiento. Le gustan los disfraces, los juegos y el teatro. Se nos pueden ocurrir mil cosas para aliñar la lectura y hacerla más apetitosa. 
  8. Al poema no le gusta cualquier lector. A ese poema, en concreto, le gustaremos nosotros. Porque cada poema tiene sus lectores, especiales y únicos. Será él, el poema, el que nos guiñe un ojo o se lance a nuestros brazos. Enseguida nos daremos cuenta porque nos hará vibrar. 
  9. Al poema no le gusta que no tengan en cuenta a quién va dirigido. Si vamos a compartir un poema con alguien especial (nuestros hijos, alumnos, parejas, amigos, compañeros, hermanos...), lo bonito es elegirlo con mimo, pensando en el receptor como si eligiésemos un regalo. 
  10. Al poema no le gusta estar lejos de los niños, le encanta que lo lean muy cerca de ellos, que lo escuchen y se sorprendan, que lo reciten. Y a los niños les gusta la poesía. Comprobadlo y veréis como no os miento. 

Mar Benegas "44 poemas para leer con niños" 
LIT- ERA www.literalibros.com 

DESARROLLO

Y para introducirnos en la creación, estas fueron las actividades propuestas en nuestra aula:

🌸 1. ANÁFORA Podemos utilizar esta figura retórica para componer bonitos poemas. Consiste en repetir la misma palabra al principio de cada verso y romper el ritmo en el último o en el medio.

Dale al aspa, molino
hasta nevar el trigo
dale a la piedra, agua
hasta ponerla mansa
dale al molino, aire
hasta lo inacabable
dale al aire, cabrero
hasta que silbe tierno.
          Miguel Hernández

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.
Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.
Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto;
las doce tribus de narices era.
Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.
                                        Quevedo
  • Partimos de la palabra "ROSA". Individualmente comenzaron a buscar aquellas palabras para poder terminar cada verso dando cierto ritmo a la composición, pero siempre con la condición de comenzar los tres primeros versos por la palabra dada y el último libre. 
  • Solo una estrofa. 
  • El resultado final, en la siguiente presentación:


🌸 2. LISTA DE PALABRAS
  • A partir de unas palabras elegidas al inicio por sorteo, buscamos otras que rimasen con ellas.
  • Las primeras fueron ESPEJO, LUNA, VENTANA, SALÍA. 
  • A partir de éstas, salieron:
                                conejo     cuna          lana            sandía
                                azulejo     vacuna      rana            corría

  • La creatividad al poder. En grupos de tres, y con las normas establecidas para el trabajo en grupo, "fabricaron" un poema de tres estrofas y cuatro versos cada una. 
  • Después, con QUOZIO, preparamos la presentación:

 

Pero la creación poética...no acaba aquí.

🌸 3. VERSOS EN LA PLAZA
Además de "poemar", hemos realizado una visita a la plaza del mercado repartiendo versos y leyendo, entre la multitud presente, para proclamar la poesía como algo tan natural como los productos que allí se vendían.

Para eso, realizaron las siguientes manualidades:
  • Elaboraron pergaminos con poesías escritas para regalar a la gente por la calle y en la plaza.
  • Pintaron unas ramas secas y le colgaron pequeños poemas de autores conocidos.
  • En unas macetitas de barro decoradas, "plantaron" poemas.

Contamos con la visita de los padres y la colaboración de los locales de la plaza de abastos. Esta idea surgió de la creación de un grupo de trabajo entre profesoras de varios centros para proclamar la poesía en nuestro pueblo.

🌸 4. UN, DOS, TRES: POEMA

  • Partiendo de un tema, el miedo, buscamos palabras relacionadas y, a partir de éstas, comenzamos un proceso creativo. 
  • Con tres columnas, en la primera las palabras elegidas (sustantivos); en la segunda, un adjetivo para cada nombre; en la tercera, un verbo conjugado para ese nombre adjetivado. Por ejemplo:


......fantasma_________ fantasma absurdo _________ fantasma absurdo flotando
......noche___________ noche tenebrosa __________ noche tenebrosa que oscurece
......tumba___________ tumba escalofriante ________ tumba escalofriante que desaparece
......luna_____________ luna llena _______________ luna llena brillando

  • A partir de esta composición, y de otras que realizaron entre los diversos grupos, compusieron pequeños poemas de cuatro estrofas con cuatro versos cada una, excepto en la última que sólo tendría tres. 
  • Después idearon la presentación: tarjetones temáticos (formas y figuras relacionadas con el miedo) con los poemas escritos.

🌸 5. VERSOS REVUELTOS

  • Recorté los versos de varios poemas y se los entregué, un poema a cada grupo, para que lo volviesen a reconstruir. 
  • Lo mejor de todo es que surgieron nuevas composiciones a partir de las poesías originales.

   .........     .........

RECURSOS TIC
  • Quozio: herramienta online que permite plasmar un texto en un fondo a elegir entre una gran variedad. Es rápido y no precisa registro.
  • Kizoa: herramienta online para montaje de fotos, obteniendo vídeos con música si lo deseamos.

7 comentarios:

Alicia López Palomera dijo...

¡Qué trabajan tan sugerente y necesario... como la poesía!
¡Enhorabuena!

AURIA dijo...

Maravillosa propuesta!!! La pondremos en práctica. Aprovecho para dar las gracias por el blog.

Magdalena Pastor Noguera dijo...

Me ha dejado maravillada q forma tan bonita de introducir poesía. Trabajos así enganchan a los alumnos y alumnas

Begoña Giménez dijo...

Me encanta tu propuesta. Yo hice también una salida a la plaza de abastos para regalar poemas en San Valentín (ver entrada "Regalamos poemas de amor") y fue muy, muy satisfactorio. Disfrutaron tanto los alumnos como aquellas personas que recibieron su flor y su poesía. Enhorabuena por tu manera de hacer poesía.

David dijo...

¡Una maravilla de trabajo! Llevaba años buscando algo así, y por fin lo he encontrado. ¡Enhorabuena, Belén!

Gemma P. dijo...

Trabajo precioso, muy inspirador para mí y mis alumnos. ¡Enhorabuena!

Mari Sierra dijo...

Enhorabuena, un trabajo precioso y sugerente!!